{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1378
Publicado el: Miércoles, Agosto 29, 2018 - 09:54

Con los “Bichos Negros” de la Policía Vial, reforzaron operativos y hasta reapareció la grúa

Con el director de Seguridad, Tránsito y Nocturnidad de licencia desde hace cuatro meses, el área parecía en stand by. Sin embargo, este fin de semana reactivaron. Hubo operativos en los accesos, clausura de boliches y hasta reapareció la grúa, que secuestró automóviles mal estacionados. Policía Vial, que tiene a un sampedrino como máxima autoridad, envió refuerzos del Grupo de Prevención Motorizada.

La Dirección de Seguridad, Tránsito y Nocturnidad, cuyo titular, Ángel Jesús Burgos, está de licencia hace cuatro meses, fue protagonista este fin de semana, en el que se la vio muy activa en diversos puntos de la ciudad, al punto de que hasta hubo operativos que incluyeron la utilización de la grúa adquirida para cumplir con la ordenanza vigente que prevé el secuestro de vehículos mal estacionados.

A la sorpresiva reacción del área cuyo funcionario de mayor jerarquía es el secretario de Seguridad, Eduardo Roleri, se sumó el lunes un refuerzo enviado por la Superintendencia de Seguridad Vial de la Policía bonaerense, que tiene como responsable al Comisario General sampedrino Sergio Pérez.

Se trata de una dotación Grupo de Prevención Motorizada, conformada por ocho motocicletas y dos camionetas, con una veintena de efectivos, permanecerá en la ciudad por tiempo indeterminado con el objetivo de recorrer los barrios conflictivos y contribuir a la reducción del número de hechos delictivos.

Por un lado, las autoridades esperan que su presencia en las calles sea disuasiva, luego de una serie de asaltos y robos que provocó enojos y hasta la organización de una marcha (ver página 7). Por otro, su labor como dotación de la Policía Vial está vinculada a la colaboración en cuestiones relacionadas a la interceptación de vehículos, para lo que además cuentan con la herramienta instalada la semana pasada en el Centro de Monitoreo,
que permitirá conectar la ciudad al sistema Federal de Comunicación Policial, que permite el acceso a la base de datos de las policías de todas las provincias a través de una app, con la posibilidad de saber rápidamente si una patente o un DNI están relacionados con alguna situación judicial en otras provincias.

En su primer día de acción, el Grupo de Prevención Motorizada (GPM) revolucionó la ciudad con operativos en diferentes zonas. Como alguna vez se habló de los “bichos verdes” del Ejército, los “zorros grises” de la DGI o los “bichos rojos comunistas”, entre la gente rápidamente se los identificó como “los bichos negros”.

Por un lado, con la satisfacción del refuerzo para la seguridad; por el otro, con la preocupación de que hay que salir a la calle con todo en regla. Incluso se viralizaron audios por WhatsApp en los que vecinos hacen la advertencia de la presencia de los “bichos negros” en toda la ciudad.

“Andan con caras de malos, poco amigables, y viene por motos y autos, estos secuestran y  no hay tu tía, no hay conocido  ni nada, salgan con todo en regla”, advierte un vecino en el audio, que envió a sus contactos tras cargar combustible en una estación de servicio de centro, donde se encontró a los efectivos.

Que “no hay conocido” es cierto: el martes por la mañana interceptaron en la costanera a la camioneta municipal del área de Parques y Jardines que conduce Héctor “Pocho” Giuliani, a quien tuvieron demorado un rato mientras comprobaban que no tenía ningún impedimento para circular.

El primer día del GPM en San Pedro fue realmente activo: participaron en al menos nueve procedimientos y detuvieron a cinco personas por diferentes delitos.

En primer lugar aprehendieron en Saavedra y Manuel Iglesias a un joven de 19 años que portaba una cuchilla y quedó a disposición del Juzgado de Paz. Posteriormente, capturó a cuatro hombres con "pedido de paradero activo" en diferentes tribunales: uno de 39 años en General Pueyrredón y Fray del Pozo que era buscado desde 2002 en Lomas de Zamora; otro de la misma edad en Bartolomé Mitre y Tucumán con solicitud de San Nicolás y Capitán Sarmiento; y dos de 20 y 24 años en Saavedra y Bajada de Chaves que también tenían pedido en tribunales nicoleños.

Además, identificaron, en Facundo Quiroga y Combate de Obligado, a un hombre de 38 años que tenía un bagullo de marihuana, a quien notificaron y dejaron en libertad. En la misma dirección secuestraron una moto robada. En el cruce de 11 de Septiembre con Boulevard Moreno y Fray Cayetano Rodríguez interceptaron a masculinos de 35 y 28 años con droga en su poder; mientras que en la intersección con Bozzano le retuvieron, a un hombre de 35 años, una Zanella 110 cc con pedido de secuestro activo.

En la calle también se vio activo al personal de la Dirección de Seguridad, Tránsito y Nocturnidad, que el sábado, antes de que lleguen los refuerzos, junto a efectivos de la Comisaría, dispusieron un procedimiento en ruta 1001 y camino Crucero General Belgrano, donde secuestraron vehículos con la grúa municipal, que en los últimos meses no había estado muy activa.

El sábado por la noche, la grúa pasó por el centro. Alrededor de las 20.00, se detuvo en la esquina de Mitre y Las Heras, donde los inspectores labraron una infracción y secuestraron una camioneta.
Su titular, un conocido vecino de alrededor de 80 años, estaba en un bar céntrico junto a su esposa, donde había ido a tomar un café. Su camioneta estaba estacionada en la línea amarilla, en una zona prohibida, por eso le
labraron la infracción. Cuando llegó, los inspectores ya habían hecho las advertencias de rigor y habían labrado el acta, por lo que no pudo evitar el secuestro.

En las redes sociales, el tema generó un importante debate. Por un lado, hubo voces que destacaron la tarea. Por el otro, muchos se quejaron porque “no están donde tienen que estar”.

Además, delante de la camioneta estacionada en la línea amarilla había dos autos ubicados en el denominado “cajón para las motos”. Uno de ellos era de la concejala Soledad Llull, que cuando  la grúa se dispuso a intervenir por el utilitario, movió su vehículo.

A las dos horas, quienes paseaban por la zona retrataron una gran cantidad de automóviles en falta, remitieron las fotos a La Opinión y se preguntaron “¿la grúa no trabaja más?”.

En materia de nocturnidad, el área también reactivo el fin de semana pasado. El viernes clausuraron los locales Krapson, Dubái y Moscú. El sábado, en tanto, hicieron lo propio con HH Club y Hollywood. En cada caso, hubo infracciones a la ley provincial que rige la actividad. También se labraron infracciones por superar el factor ocupacional de habilitación.

Todo coincidió con una pregunta que se hizo La Opinión respecto del futuro del director de Seguridad, Tránsito y Nocturnidad, Ángel Jesús Burgos, que está de licencia médica hace cuatro meses.

EDICION IMPRESA #1378
Miércoles 29 Agosto 2018

Comentarios