{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1356
Publicado el: Miércoles, Marzo 28, 2018 - 10:45
No se salva nadie de los robos

Ahora es el turno de los políticos

El fin de semana asaltaron las viviendas del intendente Salazar, del exintendente Fabio Giovanettoni, del sindicalista Raúl Benítez y del subsecretario legislativo Eliseo Almada. No todos fueron esclarecidos pero uno de los detenidos es el hijo de la concejala Verónica López. El Fiscal Marcelo Manso pidió la detención del joven.

Lo preocupante ola de inseguridad que azota a la ciudad desde hace un tiempo afecta a todos y en los últimos días “golpeó la puerta” de los dirigentes políticos. Fueron varios los hechos denunciados, en los últimos días, pero particularmente el fin de semana se registraron al menos cuatro que llamaron la atención porque tuvieron como víctimas a dirigentes políticos de la ciudad.

Uno de ellos fue el intendente Cecilio Salazar, que no es la primera vez que padece un incidente de este tipo en su casa de la calle Litoral y Caseros, mientras que el otro hecho perpetrado aconteció en la casa del exmandatario Fabio Giovanettoni, quien se encontraba de vacaciones y debido a lo sucedido debió regresar antes de tiempo.

El subsecretario Legislativo Eliseo Almada también resultó saqueado de pertenencias en su casa y el secretario del Sindicato de Trabajadores Municipales, Raúl Benítez, fue otro de los que fue víctima de un hecho delictivo.

Las coincidencias quisieron que además de tratarse de personas relacionadas con la política actual de la ciudad, los delitos cometidos en tres de los cuatro domicilios ocurrieran en un radio que no supera las cinco cuadras de distancia.    

Los intendentes, de turno

El primero en “recibir visitas” fue el exintendente Fabio Giovanettoni, quien se encontraba de vacaciones cuando los delincuentes, con el dato de que la “casa estaba sola”, ingresaron a su vivienda. Dos sujetos con frondosos antecedentes y señalados como los sospechosos de varios de los hechos cometidos en los últimos días en la ciudad, violentaron la reja del frente y una abertura para acceder al domicilio del dirigente. Alcanzaron a robar un televisor pero dejaron preparadas varias cosas más como para regresar y completar el ilícito.

Los jóvenes regresaron pero cuando se encontraban en el interior de la propiedad fueron sorprendidos por la policía y los atraparon. “Puré” Monzón y “Tomy” Casas, de 18 y 23 años, quedaron aprehendidos y permanecen alojados en la Comisaría San Pedro. El Fiscal Marcelo Manso caratuló la causa como Robo Calificado por Efracción y pidió la detención de los dos ladrones.

El mismo sábado pero en horas de la tarde, dos menores que más tarde fueron identificados, intentaron robar una bicicleta  de la casa del intendente Cecilio Salazar. Las cámaras de seguridad reportaron todo lo que sucedía y se observó cómo dos jovencitos llegaron en bicicleta, uno de ellos saltó las rejas pero luego desistió porque el rodado se encontraba atado con candado.     

A los gremialistas también

El domingo le tocó al subsecretario legislativo y sindicalista portuario Eliseo Almada. El dirigente se encontraba en una fiesta cuando le avisaron que desconocidos había ingresado a su departamento del barrio 104 Viviendas.

Los ladrones rompieron la puerta y reja del balcón y se llevaron dinero. Además revolvieron todo pero no se llevaron otra cosa que la plata.

A otro que le tocó fue a Raúl “Chipi” Benítez, dirigente gremial del Sindicato de Trabajadores Municipales. Fue el lunes en su casa de Martín Fierro y La Laguna mientras dormía junto a su familia.

El propio Benítez señaló que en un primer momento pensaban que era alguno de sus hijos que se había levantado pero al seguir escuchando ruidos se levantó y advirtió que dos personas a bordo de una moto habían ingresado por la puerta del frente y se llevaron diversos elementos de valor como una consola, parlantes y un celular.

“El hijo de…”

Por más que se quiera tapar el sol con las manos los fantasmas de la causa que tuvo a la docente y consejera escolar Silvina Sampol involucrada por venta de drogas junto a su pareja, Ulises Fernández –único detenido por el crimen de Ariel Lido Gomila– sobrevolaron otra vez los postigos del palacio Municipal. 

Esta vez la involucrada es la concejala del frente Cambiemos Verónica López, quien si bien no tiene relación con lo acontecido es la madre de uno de los asaltantes de la casa de Fabio Giovanettoni.
Su hijo, Tomás Casas, aparece vinculado al menos como sospechoso  en varios episodios acontecidos en los últimos meses, con causas en cursos y allanamientos ordenados por la justicia. Al joven lo detuvo la policía cuando todavía se encontraba en el interior de la casa y se aguardan las decisiones que pueda tomar el Juzgado de Garantías.

La concejala, que había sido designada para integrar la Comisión de Seguridad pero luego fue reemplazada por Elisa Ferraro, no emitió opinión, pero sí lo hizo el Secretario de Gobierno Silvio Corti.

“Estamos orgullosos de tener a una persona trabajadora y humilde como Verónica en el Concejo Deliberante. Lamentamos que tenga un grave problema con su hijo. Problema que no es ajeno a otras familias. Pero en este caso esa persona ha cometido un delito. Fue detenido y esperamos que la ley se aplique con todo rigor”, expresó.
 

EDICION IMPRESA #1378
Miércoles 29 Agosto 2018

Comentarios